Alquilar o Comprar

 

 

¡Hola a todos!

 

Este post es el segundo capítulo de la mini serie -Los mantras de la inversión-. Cómo bien se intuye, toca el tema inmobiliario con el famoso mantra “La vivienda es una inversión” o dicho de otra forma “Alquilar es tirar el dinero”.

 

Alquilar o Comprar

 

Es la cuestión, bueno, en España hasta el 2008 dicha cuestión no existía. Independientemente de la burbuja, la mentalidad española ha sido de comprar vivienda. La crisis nos forzó a alquilar pero ahora que la economía empieza a moverse, aunque pasito a pasito, parece que volvemos a nuestra tradición compradora. Sin embargo algunos han cambiado el chip y se han bajado del tren “Alquilar es tirar el dinero”. De hecho el BBVA ha sacado un herramienta dentro de su app que ayudar a decidir entre ambas opciones (pronto haré un post sobre Valora).

Antes de nada y como siempre en finanzas, toca un disclaimer: “cada caso es único y requiere de un asesoramiento profesional para un análisis pormenorizado de la situación económico-financiera”. Mencionado esto, por norma general alquilar es mejor y ahora vemos porqué.

 

Alquilar es mejor

 

Aquí os dejo este artículo de José Luis Carpatos para entrar en un primer análisis.  A su vez contiene otro artículo con un análisis más extenso para que podáis profundizar hasta dónde queráis. No voy a repetir lo que ya explican ellos porque no tiene sentido decir dos veces lo mismo. Voy a daros algunas reflexiones rápidas de porqué, en general, es mejor alquilar.

 

Riesgos de Comprar

 

  1. Si una vivienda fuese una inversión, por estadística, más de uno tendría que haber salido de pobre gracias a la vivienda que compró. No conozco a nadie.
  2. Para qué una inversión sea una inversión, debe dar rendimientos o en algún momento se debe ejecutar la desinversión para capitalizar los beneficios o las pérdidas. Nadie desinvierte de su casa.
  3. Antiguamente sabías con mucha seguridad en que ciudad ibas a vivir toda la vida. Incluso la empresa en la que ibas a jubilarte.
  4. De la misma forma,sabías que divorciarse/separarse era algo muy complicado que sucediese, independientemente del estado de la relación.
  5. No sólo es el pensamiento simple de comparar cuánto pago de hipoteca y cuanto pago de alquiler. NO. Si eres propietario hay impuestos, gastos de comunidad, seguros, derramas, reformas, mantenimiento y mejoras.
  6. Cuando eres inquilino todos esos gastos te los ahorras y si eres capaz de invertirlos (y no gastarte ese ahorro en consumo), al cabo de mucho tiempo tendrás un buen montón de dinero en el banco.
  7. Tus herederos agradecerán ese dinero del que disponer fácilmente antes que una vivienda que generará más desencuentros que otra cosa. Y que en muchos casos se malvende.
  8. Además añade los posibles impuestos asociados de sucesión, plusvalía, etc…
  9. Ojo con los vecinos que también pueden ser una ruina y no los sabrás hasta que no vivas allí.
  10. La hipoteca, esa espada de Damocles mensual que va a condicionar tu vida en más aspectos de los que crees.
  11. De inicio el alquiler puede ser alto pero si eres buen inquilino y pagador, a tu casero no le va a interesar que te vayas y te hará concesiones. Los alquileres prorrogados durante mucho tiempo acaban siendo un chollo. Aunque también hay caseros que mejor darles de comer aparte.
  12. Seguro que se te ocurren más argumentos en contra, menciónalos en los comentarios. De los argumentos a favor, no hace falta, que ya nos los sabemos.

Conclusión

 

Te venden que estas invirtiendo pero la primera vivienda o residencia habitual es un gasto y no una inversión. Otra cosa es comprar un piso o un apartamento para alquilar, ahí sí aceptamos inversión porque vas a intentar sacarle un rendimiento. Aunque cuando uno hace los números, el sector inmobiliario no es la mejor inversión porque con suerte le sacas un 5%-7% con un apalancamiento muy fuerte. En cualquier caso, repito, cada caso es único y conviene ser analizado en detalle.

 

Un saludo y gracias por leerme.

 

M.A.S

Quien no invierte, no gana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *