Against the box

La revolución silenciosa

 

 

 

¡Hola a todos!

 

 

Hace una semana que acabó el IoT Camp Blockchain Valencia organizado por Avalbit. No participé pero  asistí a todos los eventos abiertos que pude para seguir empapándome de esta tecnología. No sé qué va más rápido, si el paso del tiempo o los desarrollos Blockchain.

 

En los deportes constantemente se están vaticinando nuevas promesas, que si tal jugador es el nuevo de Messi, que sí tal jugador de la liga nosequé es el nuevo Michael Jordan, que sí este joven tenista está llamado a ser el nuevo bla bla bla. Y lo que suele pasar es que esa joven promesa se queda en eso, una joven promesa. La tecnología no es diferente y no paran de anunciarse los avances tecnológicos que van a cambiar nuestra vida. Que si la impresión 3D, que si la realidad virtual, que si la realidad aumentada, bla bla bla. Y sucede que aunque son grandes avances cambian ciertos sectores, nunca llegan a consumar ese tan vaticinado cambio. Son una pieza más de la evolución tecnológica.

 

 

¿Silenciosa?

 

 

Sin embargo de repente un chaval que pasaba desapercibido acaba siendo un auténtico mito deportivo. E igualmente una tecnología que nació en 2009 y no ha hecho apenas ruido desde entonces, es una clara candidata a cambiarlo todo. Si a caso no ha empezado a hacerlo ya.

 

Muchos dirán que de silenciosa nada, que está haciendo mucho ruido. Es verdad, esta tecnología ha dado un salto de popularidad enorme al calor de las subidas de las criptomonedas el pasado otoño. Aunque siga siendo desconocida en cuanto a concepto, su nombre y algunos términos asociados ya han dejado de serlo. Pese a ello sigue siendo una revolución silenciosa porque lo que el Hackathon de Valencia ha sacado a la palestra es lo que está por venir, lo que es capaz de conseguir Blockchain en cualquier ámbito. Planteamientos francamente disruptivos en todos los niveles y “sin dejar títere con cabeza”. Incluso se vislumbra el establecimiento de nuevos paradigmas difíciles de comprender a día de hoy, pero factibles gracias a Blockchain.

 

Es que Blockchain tiene para todo: energía, democracia, finanzas, genética, procesos industriales… y cualquier cosa que se te pueda ocurrir. Por eso sigue siendo silenciosa, porque está empezando una gran cambio y sólo unos pocos somos conscientes.

 

Podría escribir cientos de artículos sobre usos y aplicaciones de Blockchain, prometo escribir alguno, pero voy a citar uno en el que he caído y además me sirve para abrir debate.

 

 

La renta básica universal

 

 

Algunos cuando oímos este término nos ponemos a temblar porque sabemos del agujero que supone para las arcas públicas, la consecuente necesidad de más impuestos todavía y la pérdida de competitividad e innovación. Y no sólo se lo oímos a políticos, también a algún que otro multimillonario de Sillicon Valley preocupado por el aumento del paro a nivel de global y por lo tanto, de los ingresos de sus empresas. De ahí surgen no sólo ideas como la renta básica universal sino también los impuestos a los robots y la tecnología. Todo para mantener artificialmente un bienestar ya de por sí artificial.

 

Pues bien creo que esta tecnología es capaz de proporcionar una especia de renta universal. En muchas Blockchain el usuario deja de ser consumidor o productor para ser un “Prosumer” (Producer+Consumer). Paga por consultar un foro, ver un video o hacer un curso y al mismo tiempo cobra por escribir en ese foro, subir vídeos o colaborar en un curso.  Y sin necesidad de ser un influencer o tener un acuerdo de colaboración. Es decir, la Blockchain de turno, y siempre que así este concebida, es capaz de remunerar por la colaboración al mismo tiempo que cobra por su uso. Esa remuneración serán criptomonedas y ahí ya depende del valor que el mercado les quiera dar, de la aceptación como medio de pago y del balance entre consumo y producción. Tu actividad en la red va a tener un valor económico que vas a poder monetizar y los nuevos gigantes tecnológicos van a tener que rascarse más el bolsillo para mantener sus comunidades digitales.

 

Es sólo una idea pasajera quizás algo utópica como muchas de las que se están planteando en la comunidad Blockchain, pero es que esta tecnología permite llevarlas a cabo.

 

 

Muchas gracias por leerme.

 

 

M.A.S

 

Quien no invierte, no gana. Hazlo bien

 

 

 

BONUS TRACK

 

Dar la enhorabuena a todos los implicados en que el IoT Camp de Valencia saliese adelante. No puedo dar nombres porque son varios, sólo podría mencionar a un par que son los que conozco y sería muy injusto dejarse a alguno. Los recursos eran y son limitados pero la motivación y convicción de esta gente es envidiable y la labor que están haciendo en Valencia es espectacular. Seguid así con esta revolución silenciosa para Valencia y el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.